¿Qué son la fecha de caducidad y la fecha de consumo preferente?

La fecha de caducidad y el consumo preferente son dos conceptos muy diferentes que no deben confundirse. La primera hace referencia a la fecha límite en la que un producto no se puede consumir, mientras que en la segunda indica la fecha hasta la que un producto mantiene sus características originales, pero puede ser consumido en fecha posterior sin riesgo para la salud.

La mala gestión en el almacenamiento, así como el desconocimiento de estos detalles hacen que mientras hay países donde el hambre es una lacra, como está ocurriendo actualmente en Somalia, cada europeo desperdicia una media de 179 kg de alimentos al año. Esto supone un desperdicio de 89 millones de toneladas de alimentos que van a la basura, y este derroche de recursos se produce en todos los eslabones  de la cadena alimentaria, desde la producción hasta el propio consumidor.

Además de seguir a este ritmo, el al año 2020 la cantidad de alimentos desperdiciados podría llegar a 126 millones de toneladas, y eso sólo en Europa. En el caso del consumidor, en el que nos centraremos, las dificultades para ajustar la cantidad de alimentos y evitar el posterior desperdicio se deriva fundamentalmente de dos situaciones:

  1.  La mala previsión en las compras (comprar cantidades mayores de las que se van a consumir)
  2.  No leer las fechas de caducidad en la adquisición.

La combinación de los dos anteriores resulta obviamente en productos deteriorados en la basura, productos cuyos costes no sabemos valorar.

Si no optimizáis  vuestras compras ajustándolas a las disponibilidades de espacio para almacenamiento, estableciendo un orden de rotación de productos en casa, y comprando los productos que tengan la mayor duración posible en el momento de la compra estamos propiciando el desperdicio de productos que irán destinados a la basura.

La legislación española es muy clara con respecto a las fechas que han de aparecer en el etiquetado de productos. En el art 11 del RD 1334/1999, en el que se regulan las normas de etiquetado de productos en España.

En resumen no debemos consumir productos en los que aparece fecha de caducidad y ésta ha pasado, o consumirlos hasta el día indicado. Y por el contrario podemos consumir aquellos productos que indican un consumo preferente anterior.

En carritus | Cómo mantener los alimentos frescos por más tiempo
Imagen | sergis blog

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>