Algunos consejos para cocinar con el microondas

Horno microondas

Hay consejos para usar el microondas que nos pueden venir muy bien a la hora de calentar o cocinar cualquier tipo de alimento en este electrodoméstico que resulta tan cómodo como imprescindible en la cocina.

El microondas calienta y cuece generando ondas electromagnéticas que originan el choque de las moléculas de agua que contienen los alimentos, friccionando entre sí y dando lugar a calor. Este funcionamiento garantiza limpieza y eficacia, pero presenta  singularidades como no emplear metales o plásticos que no sean específicos para microondas, perforar los envases para facilitar la salida del vapor… y algunas otras.

Como las microondas no calientan de forma homogénea, es mejor colocar los alimentos de mayor tamaño tocando las paredes del recipiente que empleemos para cocinar, y reservar los de menor tamaño para la zona interior. Lo mismo, para piezas que tengan formas irregulares: la parte gruesa hacia el exterior, y la más delgada, hacia el interior.

Si el tiempo de cocción es superior a 10 minutos, conviene detener el proceso, remover los alimentos y continuar. De esta manera se consigue un resultado mucho más uniforme. Y si la pieza que vamos a cocinar es grande, debemos reducir la potencia y aumentar el tiempo para evitar que quede cruda en su parte más interna.

Si no conocemos el tiempo de cocción de un alimento, podemos guiarnos por la norma del 25 %, que consiste en calcular la cuarta parte del tiempo que daríamos al alimento si lo cocináramos usando un método más tradicional.

Podemos utilizar el microondas para precocinar el alimento si, por ejemplo, queremos acabar de prepararlo en una barbacoa. En ese caso, el paso del horno al siguiente modo de cocción debe ser inmediato para evitar que se reseque por la pérdida de humedad.

No olvidemos nunca que el alimento continúa cocinándose después de que el horno se detenga, ya que las moléculas de agua siguen en movimiento durante un tiempo de reposo que puede durar hasta 5 minutos. Por eso, si dudamos de cuánto tiempo debemos dar al horno, siempre será más conveniente quedarnos un poco cortos que pasarnos.

Mientras que al cocer verduras en el microondas debe emplearse un recipiente ancho y de poca altura para que la cocción sea rápida sin pérdida de color ni textura, en el caso de cocinar carnes y pescados con el microondas conviene usar bandejas tapadas para evitar la pérdida de humedad.

¿Y para limpiar el microondas después de usarlo? Nada mejor que calentar un poco de agua y limón durante unos cinco minutos. Luego se pasa una bayeta… ¡y listos!

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>