Cómo eliminar manchas complicadas

En no pocas ocasiones nos encontramos en la ropa manchas que son difíciles de quitar y donde los detergentes, por buenos que sean tienen poco que hacer, me refiero a la grasa de coche, la tinta, el oxido, y otros productos que resultan difíciles de quitar una vez que han manchado los tejidos.

Aunque existen multitud de trucos y remedios caseros, como los que empleaban nuestras abuelas y madres, usando jabón tipo lagarto  solamente y puño contra puño. Hoy día existen remedios mas eficaces y rápidos para eliminar las manchas en la ropa.

Manchas difíciles

Las manchas de óxido, se pueden quitar con limón y poniendo el tejido al sol empapado en limón, pero tenemos el quitamanchas de Dr. Beckmann, específico para óxido. Rociamos el producto por la superficie manchada y a la lavadora, el óxido desaparece.

Las manchas de tinta (bolígrafo). En principio el truco casero es usar leche, pero si la mancha es importante, tendremos que recurrir un quitamanchas específico como el Quitamanchas de Dr. Beckmann (2,60 euros en Mercadona).

La grasa de coche y grasas industriales, no son las típicas manchas o lamparones de aceite, sino que tiñen los tejidos y son duras de quitar. El truco casero es lavar y re-lavar hasta agotarnos, con jabones de los de tipo lagarto o hechos en casa. Por fortuna, tenemos de nuevo al Dr. Beckmann que vienen en nuestra ayuda.

Otras manchas frecuentes

Por último las manchas en las rodilleras y codos de los niños pequeños, las voy a llamar “manchas de parque”. Pues bien os voy a enseñar un truco personal, que es rociar las manchas con KH7 antigrasa y la ropa queda de maravilla.

Manchas de aceite o comida con grasa, es la típica mancha que aunque puede coger algo de color antes de tratarla, el pigmento sabemos que saldrá con el lavado, pero es conveniente tratarla antes de introducir la prenda en la lavadora, para no encontrarla en el proceso de planchado.

Estas manchas salen fácilmente si se les pone talco unas horas antes del lavado ( truco casero), pero el producto por excelencia para este tipo de manchas es Cebralin, que es un producto muy fácil de usar, ya que vienen en spray y sólo hay que agitar, rociar a unos 15 centímetros y esperar a que se seque, cepillamos y lo más probable es que la mancha haya desaparecido.

Manchas de sangre, salen con agua oxigenada y agua, aunque pueden quedar restos que habrá que tratar con potenciadores del lavado como el oxigeno activo (2,99 euros , Bosque Verde) o el perborato.

En Carritus | ¿Qué detergente comprar?

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>