Receta de cordero a la provenzal

Hoy os presentamos una receta de cordero a la provenzal, que originalmente vi en el programa de Karlos Arguiñano en TV. Aunque por el nombre tiene pinta de ser una receta francesa, nada mas lejos de la realidad como podréis ver cuando terminéis de leer el post. Pues básicamente es un cordero frito aromatizado con hierbas provenzales sobre una base de patatas panadera o “a lo pobre“, como se las conoce en mi tierra.


Ingredientes para 4 personas.

  • 1 Pierna de cordero deshuesada.
  • 1 Kg de patatas nuevas
  • 200 ml de aceite de oliva
  • 4 Dientes de ajo.
  • 1 Pimiento verde.
  • 1 Rama de perejil.
  • Hierbas provenzales.
  • Pan rallado.

Preparación

Primero pelamos las patatas y las cortamos a la panadera, en rodajas o trozos irregulares. pelamos un par de dientes de ajo y cortamos el pimiento y la cebolla de igual forma. Lo ponemos todo en la sartén y freímos a fuego lento hasta que las patatas estén bien hechas y doradas. Retiramos las patatas, escurrimos bien de aceite y las ponemos sobre un recipiente de pírex o fuente de horno, como base para el cordero.

Pasamos a cortar el cordero, lo hacemos en trozos pequeños, suficientes como para poder pincharlos y comerlos sin tener que cortarlos en la mesa, yo particularmente quito la mayoría de la grasa del cordero, y suelo comprar cordero lechal, que tiene menos sabor y es más suave que el cordero ternasco, aunque con las piernas grandes de cordero ternasco, si se les quita la grasa también sale rico.

Una vez cortado el cordero lo ponemos a freír con el resto del aceite de las patatas y si hace falta se le añade más hasta que este dorado y algunas partes crujientes, es decir bien frito. Hay que añadir un puñadito de hierbas provenzales en proceso de fritura, lo que cabe en el hueco de la mano, si no tenéis esta especia, lo podéis suplir con un poco de romero, tomillo y salvia. Cuidado con el tomillo, si os pasáis amargará.

Ponemos el cordero ya frito sobre la base de patatas y pasamos a preparar el condimento del gratinado. Ponemos en la batidora unos trozos de pan duro, o pan rallado directamente, un par de dientes de ajo y la rama de perejil picado. Lo picamos bien hasta que quede una mezcla homogénea. Espolvoreamos el cordero por encima, lo gratinamos durante un par de minutos y a la mesa.

El resultado es una explosión de sabores en la boca con una variedad de texturas increíbles.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>