¿Bollería industrial o bollería casera?

Bollería

El debate sobre las características de la bollería industrial se ve de vez en cuando en los medios, ligado a informaciones sobre la mala dieta de los más jóvenes. ¿Existe esta correlación? ¿Qué ventajas e inconvenientes aporta la bollería industrial que no pueda aportar la bollería que se elabora en casa? Vamos a verlo.

De entrada, partimos de la base que no hay alimento que, tomado con moderación, resulte dañino. Evidentemente un bocadillo o una pieza de fruta son opciones nutricionales mucho más interesantes que la bollería, pero dentro de una dieta equilibrada darse un capicho de vez en cuando… como dice el refrán: Una vez al año no hace daño.

Dicho esto, la ventaja de la bollería industrial frente a la casera se resume en una palabra: comodidad. Los tiempos que nos ha tocado vivir nos exigen que hagamos muchas cosas en muy poco tiempo, y delegar a la industria la tarea de elaborar la bollería se nos presenta como una solución para salir del paso. Es correcto y es lógico… mientras sea para salir del paso y no se convierta en rutina.

El principal inconveniente de la bollería industrial se encuentra en la formulación de los alimentos, que unas veces para alargar la vida de los productos y otras para ofrecer un precio más competitivo echa mano de una buena cantidad de aditivos, grasas saturadas y ácidos grasos trans.

Sin embargo, no todos los productos industriales son iguales. En los últimos años, muchos han sido los fabricantes que han ido sustituyendo las grasas saturadas por aceites vegetales, más saludables, por lo que conviene leer las etiquetas de los productos de bollería para determinar cuáles son más y cuáles menos convenientes.

Sin salir del terreno de la bollería, las alternativas caseras abren un mar de posibilidades, desde las más sencillas, como las palmeritas de hojaldre, pasando por algo más elaborado pero igualmente rápido, como las galletas o las magdalenas, hasta llegar a una opción más compleja, como los croissants hechos en casa.

En casa, sabemos qué ingredientes elegimos para elaborar nuestra propia bollería y controlamos todo el proceso, esto es cierto. Cada uno deberá valorar si el tiempo empleado le merece o no la pena. Quizá al final resulte que si la cuestión es elegir entre la bollería industrial o la bollería casera, lo mejor es ir combinando la una con la otra.

  1. Karsten dice:

    Ivan magnifico arulctio. La calle es de todo el mundo eso tiene que tenerlo bien claro los que gobiernan a Cuba. Esta bueno de estar incitando a la poblacion al odio. El pueblo hasta que no le salga al paso a esa camarilla de fascineroso que atacan a las Damas de Blanco a Martha Fonseca como se ha visto en los Videos. Si no se le pone un alto a esos actos nuestro pueblo tendra que seguir soportando la represion.En cuanto a las ultimas noticias de permitir viajar como turistas a los cubanos, es otra burla mas de la que ya la poblacion debe estar acostumbrada. Que facil le es al gobieno cubano entretener a la poblacion y desviar la atencion de los problemas principales de nuestro pais. Asi mismo ocurrio hace 2 o 3 anos cuando autorizaron la venta de computadoras, telefonos celulares y los DVR.Noticia debio ser que durante el Congreso algunos de los Delegados al mismo hubiese dicho que renunciara la nomenclatura completa y se diera paso a un nuevo gobierno con periodos de mandatos limitados, lo demas es un poco de lo mismo. Ustedes periodistas independientes y blogueros no oficiales son los que en estos momentos han tenido el valor de enfrentarse a esa maquinaria represiva. Pero hasta que no salgan miles a las calle y griten como Jorge Luis Garcia Antunez que mi SE VA NI SE CALLA, hasta ese dia ese regimen dejara de existir.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>