¿Qué agua mineral natural escoger?


En el supermercado podemos encontrar aguas minerales naturales de diferentes precios, aparentemente agua es agua, pero por supuesto, existen diferencias entre unas y otras además de los precios, en este artículo os vamos a contar como distinguirlas según su composición (que debe figurar siempre en el etiquetado)

Grado de mineralización

Es la presencia de minerales que hay en el agua, se determina pesando la cantidad de residuos que quedan tras evaporar el agua de una muestra.
Según la cantidad de ese residuo el agua puede ser de mineralización muy débil (hasta 50mg/l); débil (entre 50 y 500mg/l), fuerte (más de 1500 mg/l) entre 500 y 1500 es lo que se considera normal.

Las aguas de mineralización más débil son las que ofrecen un sabor más ligero y fresco, la presencia de minerales añade sabor y regusto al agua. Como se trata de gustos, en este sentido no hay aguas mejores ni peores.

El PH

El PH es el grado de acidez o alcalinidad del agua, viene dado por su contenido en sales, el CO2 disuelto y la cantidad de carbonatos o bicarbonatos, cuanto más alto sea el contenido en carbonatos o bicarbonatos más alcalina será el agua (sin alejarse nunca de valores bastante neutros).

Las aguas con mayor contenido en carbonatos o bicarbonatos resultan algo más digestivas, que las más ácidas.

Contenido en Sodio

El contenido en Sodio viene especificado en la etiqueta, (a veces bajo su nomenclatura química Sodio = Na) Un contenido inferior a 20mg/l es lo indicado para dietas pobres en sodio: las aguas sódicas (contenido superior a 200mg/l) están contraindicadas en niños y personas con problemas de riñón.

Dureza del agua

La presencia de sales de Magnesio y Calcio, es la que determina la dureza del agua. Las aguas muy duras (más de 150mg/l de Magnesio, más de 50mg/l de sodio)pueden llegar a producir cálculos en el riñón, pero ninguna de las aguas minerales naturales que se venden en España tiene ningún peligro en ese sentido.

Los valores máximos en sales minerales que debe contener el agua para que resultase peligroso un consumo en exceso son:
Bicarbonatadas: más de 600 mg/l de bicarbonato; Sulfatadas: más de 200 mg/l de sulfatos; Cloruradas: más de 200 mg/l de cloruro; Fluoradas: más de 1 mg/l de fluoruros; Ferruginosas más de 1 mg/l de hierro bivalente; Carbónicas o con gas o aciduladas: más de 250 mg/l de CO2 libre.

En El Blog de Carritus | Jarra filtradora o agua embotellada ¿qué compensa más?

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>