Cómo ayudar a la sostenibilidad del planeta


El pasado día 8 fue el día mundial de los océanos y desgraciadamente parece que sólo existe este día, como si el resto de los días no lo fueran. Los océanos nos proveen de todo tipo de recursos y debemos tener unos mares sanos por nuestra propia supervivencia ya que suponen un eslabón fundamental en la cadena alimenticia. También son fuente de recursos energéticos y de otra índole.

¿Sabías que en el Océano Pacífico hay una gran mancha de basura formada principalmente por desechos de plástico? la gran mancha de basura la llaman. Si a la contaminación añadimos la sobre explotación pesquera y el aumento de la demografía mundial, nos enfrentamos a importantes retos en el medio plazo para la sostenibilidad de los mares y los recursos que los mares ofrecen.

¿Qué podemos hacer?

Consumir y reciclar elementos de plástico teniendo presente que es un material que puede tardar entre cien y mil años en destruirse. Por esta razón deberíamos concienciarnos para reciclar el 100% de las botellas y botes de plástico en casa. Sí no hay un contenedor de plásticos cerca de casa denúncialo en tu ayuntamiento y exige uno, no es para tí, es para toda la comunidad de vecinos.

Igualmente debemos hacer con todas las latas y botes que son residuos de nuestras compras y también con el papel, cartón y vidrio. Siempre que podamos, debemos optar por comprar la verdura sin envasar, ya que suele traer dos plásticos diferentes, un envoltorio y un envase.

Y por supuesto “pezqueñines”, no gracias. Tratemos de consumir los pescados que son maduros y de las tallas recomendadas, y rechacemos las ofertas puntuales que podamos recibir sobre el consumo de tallas pequeñas.

¿Qué hacen las Administraciones?

El año pasado se puso en marcha una iniciativa que ha sido desarrollada por la mayoría de las comunidades autónomas para cobrar en los supermercados las bolsas de plástico, lo cual nos ha obligado a cambiar algunos de nuestros hábitos y ha reducir el consumo de bolsas de plástico a la hora de hacer la compra, bien llevando nuestras propias bolsas, o usando formas alternativas de transporte de los alimentos desde nuestros vehículos hasta la despensa.

Carrefour, por ejemplo, dispone de unas bolsas de tamaño mediano que son totalmente degradables, hechas a base de fécula de patata y que tienen el aspecto de plástico aunque un poco más fino y de tacto algo diferente.

En Carritus | Reciclar aceite usado para hacer jabón

  1. Pingback: Por qué reciclar las pilas usadas

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>