Consejos para comer de tupper

Aitor Sánchez, el Dietista-Nutricionista de Carritus y autor de Mi Dieta Cojea, nos facilita 5 consejos útiles a aplicar cuando comamos de tupper.

Carritus-nutricionista-consejos-comer-tupper

El tupper o fiambrera está a la orden del día en nuestros trabajos, centros de estudios e incluso comedores escolares. Cada vez son más las personas que llevan la comida preparada desde casa, motivados tanto por motivos económicos, como de calidad en la restauración colectiva.

Cambiar nuestra rutina de alimentación a una con tupper, no tiene por qué suponer ni un cambio para bien ni para mal, todo depende de cómo enfoquemos los platos que nos vamos a llevar. Realmente el único handicap que tendremos es el de preparar la comida con anterioridad y que pasará un tiempo hasta que la consumamos.

Consejos para comer de tupper:

1)      Intenta equilibrar los platos

Cuando tenemos que preparar comida de antemano, es común sentir pereza, sobre todo si ya hemos cenado (corremos el riesgo de hacerlo sin ganas) o si lo hacemos con hambre (corremos el riesgo de sobreestimar las cantidades). Es esencial llevarnos distintos grupos de alimentos.

Los platos de cuchara, las ensaladas completas o cremas/purés pueden ser buenas alternativas para consumir legumbres y verduras.

Si por el contrario tomamos alimentos proteicos como plato principal (carne/pescado/huevo) intentamos acompañarlos de una guarnición de verdura o algo de pan.

2)      Agua e hidratación

Al no ser común llevar sopas o caldos, es importante comer con agua. Además no mucha gente durante su horario laboral o escolar bebe o tiene agua disponible para beber. Esto además es realmente importante para nuestro rendimiento académico/laborar. La deshidratación, aunque sea parcial, afecta drásticamente a nuestra respuesta y concentración.

Tomar a media mañana, o de postre fruta, puede ayudarnos a hidratarnos a la vez que nos tomamos un tentempié.

carritus-nutricionista-agua-fruta

3)      Higiene y conservación

Uno de los problemas a los que nos enfrentamos al usar la fiambrera es el aspecto microbiológico, nuestra comida se encontrará a temperatura ambiente unas cuantas horas, sufriendo un crecimiento bacteriano con el consiguiente deterioro. Es imprescindible que nuestra comida no pase la noche sin refrigerar, otra opción puede ser tener comidas congeladas en casa y llevarlas por la mañana al trabajo/escuela, durante la mañana se irán descongelando hasta la hora de comer.

Es importante considerar que el microondas no alcanza temperaturas elevadas, por lo que no elimina gran parte de la carga bacteriana. Si disponemos en nuestro trabajo de un frigorífico debemos usarlo.

4)      Material de conservación

Los plásticos al estar en contacto con los alimentos en ocasiones sufren procesos migratorios, es decir, que ceden partículas al alimento de manera gradual. Será imprescindible usar plásticos homologados y de uso alimentarios (los cuales presentan un tenedor y un plato en su exterior) e intentar calentar los alimentos preferiblemente en un plato. Estos materiales nos garantizan una seguridad al estar en contacto con nuestro alimento, en cambio, si usamos otro tipo de polímero/plástico no autorizado no está garantizado.

Carritus-nutricionista-niña-tupper

5)      Aprendizaje y manipulación

En el caso de ser los más pequeños de la casa los que tienen que encargarse de su comida, es importante que les expliquemos en casa cómo funciona el microondas, cómo debe comer su plato y el resto de recomendaciones de esta entrada.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>