Alimentación para el verano

Aitor Sánchez, el Dietista-Nutricionista de Carritus y autor de Mi Dieta Cojea, nos aconseja como cuidarnos en verano explicándonos que alimentos consumir.

Carritus-nutricionista-alimentos-verano

En esta época del año que se acerca es imprescindible tener en cuenta el cambio de nuestra rutina y de nuestros horarios. Uno de los aspectos fundamentales para poder enfocar un verano de manera correcta es considerar qué va a cambiar en nuestro día a día, como por ejemplo:

¿Voy a comer muchas más veces fuera?

¿Voy a ser yo quien cocine?

¿Vamos a comer juntas más/menos personas a lo que suelo hacer?

¿Suelo comer alimentos distintos en verano?

Pueden parecer preguntas poco trascendentes, pero una época de vacaciones en la que nos enfrentemos a compartir más comidas con gente que no suele seguir nuestra rutina, cambios de cantidades a la hora de cocinar, o incluso de rutinas pueden modificar mucho nuestros objetivos nutricionales.

¿Qué cambios dietéticos debo hacer?

Es importante mantener una alimentación equilibrada en verano, podemos descansar de la rutina sin perder los papeles en nuestros menús. Para aquellas personas que pueden disfrutar de vacaciones, es fácil caer en una secuencia de cambios en la alimentación, entre algunas prácticas habituales están el aumento de consumo de productos azucarados, comidas a deshoras, y ausencia de desayuno por la relajación de los horarios.

Carritus-nutricionista-beber-agua-chico

Ya de por sí, nuestros requerimientos hídricos estarán aumentados debido al calor, por lo que es fundamental mantener una adecuada hidratación. Esto implica beber más cantidad de agua, hasta 2 litros diarios, que pueden verse incrementados según nuestra actividad física. Por tanto, habrá que tener en cuenta si nuestra actividad conllevará un aumento de nuestras necesidades: muchas horas al volante, práctica deportiva, actividades en la playa, montaña o al aire libre tendrán que ser tenidas en cuenta a la hora de hacer nuestros menús, ya que necesitaremos más energía a lo largo del día y por supuesto más agua.

Es una buena época para aprovechar las frutas que nos ofrece esta época del año, suelen ser más apetecibles y la variedad es mayor que en otras estaciones. Puede ser también una buena estrategia también utilizar los zumos y los batidos caseros sin tener que recurrir siempre a las opciones azucaradas que suele haber en los restaurantes, bares o locales.

Las frutas son geniales para tomar como almuerzos y meriendas; a la hora de hacer viajes o excursiones o pasar una mañana en la playa, no debemos olvidar llevar siempre agua para hidratarnos y algo de comida como fruta o frutos secos, nos ayudarán a no llegar muy hambrientos a la comida y la cena y poder mantener las 5 ingestas recomendadas al día. Además, debido al calor, las ensaladas y sopas frías serán una buena alternativa como primer plato en un menú veraniego.

Carritus-nutricionista-alimentos-consumir-verano

Por último, recordar que no hay que utilizar las bebidas alcohólicas para la hidratación en verano, a pesar de lo mucho que se dice, no son buenas para hidratarnos, el alcohol nos deshidrata y no se deben consumir después de un gran esfuerzo físico. Podemos tomarlas con moderación y para refrescarnos eventualmente, pero en el eje de la hidratación el agua debe ser la protagonista.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>