Métodos caseros para comprobar la caducidad de un huevo

Huevo roto

El huevo es un alimento muy común en nuestras dietas y es rico tanto en proteínas como en lípidos.

El huevo consta de tres partes:

  • La clara: substancia gelatinosa de color blanquecina contenida en el interior del huevo. El 90% de ella está compuesta por agua y el resto de proteína. Las proteínas de la clara tienen como objetivo defender al huevo de las infecciones bacterianas.
  • La yema: substancia anaranjada y redonda situada en el interior  del huevo y rodeada por la clara. La función de la yema es aportar calcio, vitamina A , hierro…  al pollito que crecerá en el interior.
  • La cáscara: cubierta blanca o morena que protege el interior del huevo.

Composición y componentes del huevo:

composición huevo

A parte de la forma estándar de conocer la caducidad de los huevo; la fecha de caducidad que viene impresa en todos los huevos o en la caja que los contiene. Existen trucos que nos pueden ayudar a saber si un huevo se encuentra o no en buen estado.

Aquí os dejamos dos de ellos. Uno que nos permitirá ver el estado del huevo sin abrirlo y otro abriéndolo.

  1. 1.       Poner el huevo dentro de un vaso de agua

Si se hunde de forma rápida: El huevo está perfecto, es fresco.

Si se hunde pero se queda en posición vertical: El huevo no es completamente fresco, puede estar a punto de pasarse.

Si el huevo se queda flotando: El huevo no está en buen estado y no debe ser consumido.

huevos posición

  1. 2.       Romper el huevo en un plato:

Si cuando rompo el huevo éste no queda demasiado expandido y además, la yema es dura, redonda y bien definida, el huevo es fresco y está en perfecto estado.

Si cuando rompo el huevo éste se expande por todo el plato, deformando la clara y la yema que queda difuminada, el huevo no está en perfecto estado y no es fresco.

Prueba real de la comprobación de la frescura de un huevo usando el método 1 del recipiente con agua:

Youtube

Huevo prueba

Tapeando por Madrid

Los mejores bares de tapas de Madrid

tapeoUna de las costumbres españolas que atrae por igual a locales y extranjeros es el tapeo. Ese ritual en el que se mezclan buena comida, buena bebida y buen ambiente no solo no pasa de moda, sino que cada vez se perfecciona más. Y en eso, la capital es una experta, con innumerables posibilidades que van desde los platos de la gastronomía más tradicional hasta recetas vanguardistas, llenas de creatividad. Aquí tienes una pequeña selección de establecimientos que no te decepcionarán:

Puerta 57 (Padre Damíán, s/n)

Dentro del Bernabéu, se encuentra este templo de la cocina asturiana, por lo que algunas de sus tapas más famosas son platos tradicionales como los callos, los fritos de pixín y la imprescindible fabada. Como plus, el servicio de restaurante, para cenar viendo el césped del estadio.

La Taberna del Almirez (Maldonado, 5)

Un clásico en el barrio de Salamanca que permite conocer la gastronomía navarra. El prestigio de su restaurante se extiende a la barra, en la que se pueden probar casi todos los platos de la carta en versión tapa y una gran selección de vinos.

Jurucha (Ayala, 19)

jarucha3También en el barrio de Salamanca, el Jurucha presume de cocina casera y excelentes materias primas para elaborar sus célebres tapas desde hace 50 años. Con más de 60 opciones entre las que elegir, te resultará difícil decidir cuál probar. Algunas de sus creaciones estrella son la tortilla de patata, el canapé de lomo con ciruelas a la cerveza, los huevos rellenos de bonito o el foie de pato en tostada

 

El Pescador (Ortega y Gasset, 75)

Los amantes de los productos del mar encontrarán aquí su paraíso. Traído directamente de las Rías Gallegas, su pescado y marisco son excepcionales. Las ostras y los escabeches merecen una mención aparte, deliciosos.

Taberna Arzabal

Aunque no lleva muchos años en la escena madrileña (abrió en 2009), le ha sobrado tiempo para convertirse en una de las referencias del tapeo local con su ambiente de tasca de toda la vida. Su cocina sencilla y tradicional, con toques innovadores, reúne recetas estrella como las croquetas de boletus, las alcachofas fritas y los mejillones en escabeche.

quesos

Si te apetece hacer una escapada a la capital para probar estas propuestas y échale un vistazo a los hoteles baratos en Madrid de Travelodge y podrás reservar habitación desde 20 euros.