A la búsqueda de los precios más justos


Parecerá de perogrullo, pero la intención de muchos al ir a comprar es fijarse en los precios y comprobar si se está pagando lo que realmente vale la cesta de la compra, o si por alguna razón se está pagando de más. Es decir, a nadie se le caen los anillos por, simplemente, pagar lo que es justo por un producto.